No quiero ser un Palavrakis – MET Jalisco 2015

ChemoPostlink Palavrakis MET

Como parte de la oferta de la Muestra Estatal de Teatro 2015 (MET), “El Matrimonio Palavrakis” de la dramaturga catalana Angélica Lidell, bajo la propuesta del grupo Teatro En Código originaria del Distrito Federal, se presentó en el Laboratorio de Arte Variedades este martes 1 de septiembre.

Mientras transcurre la espera, 6 espectadores son seleccionados de manera aleatoria de la fila por un equipo de meseros que les coloca un número en la espalda, del 1 al 6, para ser exactos. Minutos más tarde, los elegidos son llamados una vez más por los meseros para formarse en una fila especial, esperan un poco y ya formados, seis elegantes bailarines salen a recibirlos para así completar un grupo de parejas de baile. Los saludan con frescura, naturalidad, platican con ellos y empatizan antes de ingresar a la sala en avanzada del resto de la muchedumbre que espera ansiosa por saber qué sucederá esta noche.

Entramos poco a poco, en grupos de seis, siete, dieciocho, pareciera una selección una vez más aleatoria. Al ingresar al foro, los meseros fungen de acomodadores y separan a discreción al público para ocupar todas las perspectivas del dispositivo escénico. Atino a que podríamos ser unos doscientos expectantes a la experiencia que desde la fila ya ha llamado la atención de muchos. El espacio está compuesto por una mesa de comedor de madera al centro, un viejo modular al fondo que medianamente esconde a un cuarteto de músicos que recibe al público con tonalidades que bien podría ser árabes y doce sillas repartidas entre el público de la primera fila de los distintos frentes. Al centro, los Palavrakis, Elsa y Mateo recorren con la mirada cada rincón de las butacas mientras estas son ocupadas. Su rostro es de preocupación, incomodidad, molestia. Nada queda claro. De pronto se dejan llevar por el ritmo de la música. Todos miramos ansiosos. Esto aún no empieza.

photo_2015-09-02_10-49-53

Las 12 sillas dispersas entre el público se anuncian con letrero de reservado. Es seguro que ahí pasará algo. Cuando me doy cuenta, el grupo de elegidos de la fila no está en ningún lado entre el público. Una jóven recorre el escenario, una que minutos más tarde conoceremos como la narradora. La tercera llamada queda implícita entre movimientos musicales y la irrupción de las seis parejas de baile, compuestas de espectadores voluntarios y elenco del montaje. El sexteto de parejas rodea la mesa donde están los Palavrakis y ellos no hacen otra cosa que mostrar pánico, la música suena y todos se ponen a bailar. El recorrido ha comenzado.

Dirigida por Laura Uribe e interpretada por Antonio Salinas (Mateo)Marianela Villa (Elsa) y la mismísima directora (narradora), “El matrimonio ” es una invitación a inmiscuirse en los momentos más oscuros, secretos e incómodos de una pareja cuya infancia ha sido tormentosa y los perseguirá hasta su muerte. Una pareja codependiente y obsesiva que se desnuda ante el público para llevarlo del asco a la empatía y viceversa, una y otra vez. Durante aproximadamente dos horas, la puesta en escena recorre la vida y muerte de estos personajes de una manera ingeniosa y simbólica aprovechando todos y cada uno de los recursos dispuestos, inclusive a los espectadores. Mateo inicia revelando su infancia, Elsa prosigue, sabemos entonces que él gusta de intercambiar con “auténticas mujeres” de 12 años, bragas usadas por caramelos, mientras que ella vive atormentada por una niñez que le enseñó que ser mujer era muy similar a ser un animal que en cualquier momento podría ser ahorcado o degollado.

Pasamos entonces de su niñez a su adultez, del enamoramiento al matrimonio, del embarazo al arrebato y desaparición de su pequeña, del duelo a la negación rotunda de una oportunidad para recuperarse. Los Palavrakis no conocen la esperanza, nos develan un oscuro discurso de lo que hay allá afuera, de la mierda y la podredumbre de una sociedad a la que no le importa mucho lo que pasa en sí misma. Durante el viaje, los actores se valen de la participación activa del público quienes fungen de personajes que complementan la acción y llenan los espacios vacíos, ya sea en un comedor o en la sala de partos, en el salón de baile o en un funeral.

photo_2015-09-02_10-50-25

Resultado de un año de trabajo en un laboratorio escénico de investigación, “El matrimonio Palavrakis” confronta minuto a minuto al espectador con sabores y oscuras sensaciones que se contrastan de inmediato con otros totalmente distintos como la alegría, humor, empatía o incluso ternura. Los Palavrakis nos reflejan ese miedo del día a día, la frustración permanente ante la expectativa fijada por los estándares sociales y los atropellamientos violentos de los que somos parte, amenazas, desapariciones y feminicidios.

A través de un trabajo físico intenso, danza y música en vivo, Los Palavrakis nos llevan a su lado más oscuro para después poder acompañarlos en su dolor y entenderlos de la manera más franca, sin juicios, aún a sabiendas que ninguno de nosotros quisiera llevar su apellido. Elsa y Mateo son, por tanto una pareja simbólica y potente de las grandes frustraciones de una generación sin esperanza y que no está preparada para cumplir con lo que se espera de ella.

Como muchas veces pasa, si usted no tuvo la oportunidad de disfrutar de este montaje invitado al MET Jalisco 2015, no dude buscarlo en su próximo viajes al Distrito Federal y mantenerlo como un recordatorio de una experiencia que debe vivir. Un trabajo experimental que no resulta difícil de digerir para quienes no gustan de simbolismos rebuscados. Un montaje que sin duda deja esa sensación de “no me hablen por 15 minutos, necesito  tiempo para digerir lo que acabo de sentir”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s