Interconexión en 10 minutos

La controversia política generada por la interconexión de las telecomunicaciones en México es un fenómeno que se presenta como la oportunidad perfecta para analizar la situación actual de ley federal de telecomunicaciones.

¿Qué es la interconexión?

En telecomunicaciones, la interconexión es la vinculación de recursos físicos y soportes lógicos, incluidas las instalaciones esenciales necesarias, para permitir el interfuncionamiento de las redes y la interoperabilidad de servicios de telecomunicaciones (ALEGSA, 2011). En el caso mexicano, las tarifas de interconexión se refieren a la cuota que pagan las empresas de telecomunicaciones a la grande de la telefonía de Slim para que a través de la red de Telmex puedan ellos ofrecer sus servicios.

El conflicto comenzó por allá del 2006, cuando la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCyT) emitió el Acuerdo de Convergencia que proponía un esquema regulatorio para la prestación integrada de servicios al público, mejor conocido como Triple Play: Cable, teléfono e Internet. El acuerdo fue cuestionado por prohibir la prestación de servicios de televisión restringida a Telmex y el derecho al resto de los concesionarios de redes públicas de telecomunicaciones para prestar todos los servicios técnicamente factibles. Años más tarde, la filial del ingeniero Carlos Slim, comenzó a ofertar servicios de televisión que, aunque no pertenecen directamente al multimillonario, se ofrecen a través de las tiendas Telmex y con cargo al recibo telefónico.

Yoo, el enemigo de Telmex

En Mayo de 2009, Grupo Televisa y Megacable sacaron a la luz pública su nueva estrategia de mercado en televisión restringida: YOO. Iniciando en Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey, Yoo se presentó como la propuesta de triple play digna de competir con los servicios de Slim a través de ofertas como la de un paquete básico que incluye 40 canales de televisión digital, Internet (1 MBPS) y un plan residencial de telefonía por $38.00 USD al mes. La decisión de los dos conglomerados dominantes en la TV por cable mexicana obedece a la estrategia trazada en los intestinos de la Cámara Nacional de Telecomunicaciones por Cable (Canitec) de México para enfrentar a su gran enemigo, Telmex. (Todo TV News, 2009)

2011 fue la fecha para que Carlos Slim decidiera retirar sus anuncios publicitarios tanto de Televisa como de Televisión Azteca luego de que las fricciones políticas por el tema de la interconexión llegaran a cimbrar en la incomodidad del Ingeniero. La discusión se centraba en que las empresas de telefonía que coexisten en México exigían un precio de interconexión más bajo que el actual, porque éste no les permitía ofrecer un servicio de calidad.

Al respecto, el senador Javier Corral afirma que los competidores de Slim sólo se aparecen en los grandes mercados urbanos que él abre, desarrolla y consolida con su inversión e infraestructura, pero en la otra mitad del territorio nacional que incluye hasta bosques y selvas, el interés por la inversión y la competencia desaparece (Corral Jurado, 2011). Es necesario aclarar que no existen instituciones reales que regulen las operaciones y tarifas de la interconexión en busca de un servicio y precio justo que beneficie al consumidor, por lo que el pleito entre empresarios no es más que una lucha por el hueso más jugoso. Los contrincantes principales quedan claros a simple vista: Televisa, quien busca descalificar los servicios de Telmex para ganar terreno a través de su estrategia “Yoo” y Telmex, quien pretende entrar al mercado de la televisión restringida consolidándose como “Carrier de carriers”.

La desaparición de Telmex y Telcel de las pantallas es quizá una de las acciones más complejas de la estrategia del grupo Carso por ganar la batalla. El silencio en la pantalla implica la libertad por parte de las televisoras de atacar a las telefónicas, ahora sin el derecho de réplica. Grupo Carso, por su parte, explota sus propios medios como Prodigy MSN para hacer llegar mensajes claros sobre su postura contra el duopolio televisivo, quién no le permite entrar al negocio de la pantalla chica.

Si observamos el plano general podremos revisar cómo el pleito realmente está en la defensa propia de cada monopolio por su mercado y la negación absoluta por permitir al otro competir dignamente. Televisa y Tv Azteca quienes pretenden mejorar la oferta de telefonía y hacer valer su presencia en las pantallas, y Telmex/ Telcel que por medio de las tarifas de interconexión niega la libre competencia y suplica su entrada al mercado de la TV de paga para no perder más clientes. El ejército televisivo parece predominar, al tener poder de convocatoria con las demás empresas de telecomunicaciones como Iusacell, Nextel y Axtel, que alzan la voz para declararse en contra de las “prácticas monopólicas” de Telmex.
Según la agencia de consultoría MediaTelecom, una interconexión justa no es posible mientras el Estado no obligue a los operadores a invertir en infraestructura de redes. Sin embargo, es lícito y natural que los operadores defiendan sus intereses, pero no existe motivo para desinformar a la opinión pública con argumentos y estrategias mediáticas que contravengan en la transparencia. (Media Telecom, 2011)

Nos encontramos ante un panorama complejo, en el que grandes monopolios se pelean por la supremacía de su nombre en las ganancias económicas, sin embargo, no podemos dejar gran parte de la responsabilidad de que este tipo de pleitos tengan lugar en la agenda política nacional se debe a la ausencia de una ley de telecomunicaciones que regule las concesiones, permisos, tarifas y formas de operar de las grandes empresas como Telmex, Televisa, Tv Azteca, Axtel, etc. Mientras no se logre un acuerdo legislativo que se separe a los intereses económicos de los empresarios de la telecomunicación de los beneficios de una oferta competida y justa para el consumidor, la situación difícilmente cambiará de tesitura.

Hoy Iusacell forma parte de la estrategia de Televisa por ganar la guerra de la interconexión, al igual que sus comerciales que “delatan las irregularidades e inconformidades de la sociedad con el territorio TELCEL/ TELMEX”. Mientras tanto, el ingeniero Slim Helú pretende el desarrollo de una estrategia comercial que incluye la presencia de su imagen en eventos deportivos como el futbol, en los que será prácticamente imposible que su logo no aparezca si viene portado por los jugadores de los equipos más importantes de la liguilla.

¿Qué sucederá? ¿Quién apuesta más? ¿Quién se perjudica más?

Usted opine.
Bibliografía

Corral Jurado, J. (13 de Marzo de 2011). Pleito intermonopólico: El estado ausente. Recuperado el 28 de Marzo de 2011, de La voz de Juárez: http://lavozdejuarez.com/26497/pleito-intermonopolico-el-estado-ausente/

Todo TV News. (12 de Mayo de 2009). YOO inicia la batalla en el Reino de Telmex. Recuperado el 28 de Marzo de 2011, de Todo TV News: http://www.todotvnews.com

ALEGSA. (29 de MARZO de 2011). Definición de Interconexión. Obtenido de http://www.alegsa.com.ar/Dic/interconexion.php

Media Telecom. (17 de Marzo de 2011). Interconexión: ¿dónde está el modelo de costos y por qué se manipula información? Opacidad, populismo y sesgos. Recuperado el 28 de Marzo de 2011, de Media Telecom: http://www.mediatelecom.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=8581&catid=81&Itemid=1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s